Evitar juanetes no siempre es sencillo, especialmente para los pies que denotan cierta propensión a sufrirlos. En ocasiones no es posible prevenir el juanete pero sí es posible evitar que empeore. Para esto es imprescindible saber cuáles son los principales síntomas.

Los principales síntomas de los que tenemos que estar atentos para prevenir los juanetes son los callos y durezas en la parte interna del dedo gordo del pie y la deformación del hueso en la parte externa del dedo gordo del pie. Ambos síntomas son detectables a simple vista.

 

Consejos para prevenir los juanetes o que éstos empeoren:

  • Zapatos: utilizar zapatos flexibles, sin demasiado tacón. A ser posible de piel, que se adapta mejor al pie, y con interior acolchado. La punta no debe ser muy estrecha.
  • Desinflamar: baños de agua (no demasiado caliente) con sal.
  • Apósitos: reducen la presión sobre el juanete, evitando que se desarrolle.
  • Esfuerzo: evita forzar el pie prescindiendo de que aquellas actividades que requieran dicho esfuerzo.
Estas protuberancias son una dolencia que puede ser complicada pero siempre podemos hacer algo para prevenir que los juanetes empeoren.