Curar juanetes no siempre es fácil y no siempre depende de nosotros. No todos los juanetes son iguales ni evolucionan de la misma manera. Por eso, a la hora de tratarlos hay que analizar primero en qué fase están:

 

Curar juanetes incipientes

Si el juanete aún no es grave podemos tomar una serie de acciones que aunque no curen el juanete del todo ayudan a que la única opción no sea operarlos:

  • Usar zapatos que no generen presión en los dedos.
  • Utilizar apósitos protectores que amortigüen la presión excesiva.
  • Visita a un especialista que realice un estudio de presiones de tu pie.

 

Curar juanetes graves

En el caso de juanetes graves y con deformación del hueso importante, se debe recurrir a la cirugía. Consulta a tu médico.

¿Conoces ya Compeed® Juanetes?