La tecnología Hidrocoloide de los apósitos Compeed® Durezas permite curar en humedad

Las durezas pueden ser dolorosas y empeorar si no se cuidan de la manera adecuada. Una vez que se ha generado la dureza debemos tratar de proteger la zona expuesta para empezar a curar la dureza.

Se recomienda usar apósitos protectores como Compeed® Durezas. Este tipo de apósitos alivian instantáneamente el dolor y la presión. Además, la tecnología Hidrocoloide de los apósitos Compeed® Durezas permite curar en humedad: la zona de las durezas queda hidratada en profundidad consiguiendo las mejores condiciones para que se cicatrice la piel.

Tanto para prevenir como para curar la dureza se recomienda el uso de una crema hidratante de pies.

¿Conoces ya la gama Compeed® Durezas?