Antes y después de cada etapa nuestros pies necesitan protección. A continuación de indicamos una serie de consejos para la protección de tus pies durante el camino.

 

Protección Antes de cada Etapa

Antes de cada etapa tienes que seguir una serie de rutinas para el cuidado y protección de tus pies durante el camino:

  • Comprueba que las zapatillas que utilices estén en buen estado: que no estén agujereadas, que los cordones estén en buen estado, que la suela no esté despegada, etc.
  • Comprueba que los calcetines que utilizas están también en un correcto estado: no agujereados, que las zonas de protección de dedos y talón están bien y que no tengan humedad.
  • Aplica el stick anti fricción Compeed® para la protección de los pies en las zonas de mayor rozamiento (base de los dedos y talón), también utiliza los productos Compeed® para la protección de las zonas de fricción y rozamiento antes de cada etapa.
  • Y como último consejo, si tus pies sudan mucho, no dudes en cambiarte los calcetines durante la etapa.

 

Protección de tus pies y recuperación después de cada Etapa

  • Después de cada etapa debes también seguir una rutina para la recuperación y protección de tus pies.
  • Quítate las zapatillas que hayas utilizado y procura que se aireen. Revísalas y comprueba que estén en buen estado y que no hayan sufrido ningún percance.
  • Dales un baño de agua (si puede ser fría) a tus pies durante 10-15 minutos después de cada etapa.
  • Realiza unos ligeros estiramientos de los dedos de tus pies tanto en flexión como en extensión para disminuir la tensión de la musculatura del pie
  • Realiza un ligero masaje con algún utensilio (pelota de tenis, rodillo, etc) en la planta del pie para relajar dicha musculatura y fascia de la planta del pie.
  • Hidrata con alguna crema hidratante la piel de tus pies después de cada etapa, los aliviarás después de la etapa además de conseguir mejorar la protección para el próximo día.
  • Procura que tus pies “respiren” hasta la siguiente etapa, que les dé el aire y que se oxigenen.

 

Consejos para tus pies de regreso a casa

  • De regreso a casa tus pies van a necesitar unos cuidados especiales para que vuelvan a las condiciones de “trabajo” normal.
  • Procura caminar los días siguientes a acabar el Camino al menos durante un rato al día. Aunque no te lo creas, tus pies te agradecerán no dejar de golpe una actividad que ha sido muy intensa. Este consejo también es una medida de protección para tus pies cuando organices largas jornadas de actividad física, tenlo en cuanta siempre que organices una larga excursión o una ruta a pie.
  • Revisa que no haya ninguna dureza o ampolla que no hayas detectado.
  • Realizar diariamente estiramientos de la musculatura de los dedos de los pies y de las piernas ayudará a que se recuperen antes y es una medida preventiva para tus pies siempre que tengas que realizar largos trayectos caminando.

Además de consejos para tus pies te ayudamos con otro tipo de consejos que te vendrán bien en el Camino de Santiago: