Compeed apósito labial

  • Aplicar el apósito labial desde los primeros síntomas de picor o escozor. Cuando empieces a notar la sensación de hormigueo que suele sentirse justo antes de que brote la calenturas, aplícate el apósito sin dudarlo y ayudarás a tenerlo más controlado.
  • El apósito para calenturas lo puede usar cualquier persona que sufra un brote de herpes labial. La única precaución que debes tener con el apósito labial es si estás o consideras que puedes estar embarazada. En ese caso, consulta antes a tu médico. Los niños solo deben usar el apósito para calenturas bajo la supervisión de los padres.
  • Recuerda cambiar el apósito labial cuando se desprenda, aproximadamente cada 8 horas.
  • Para una mayor efectividad del apósito labial, llévalo durante las 24 horas del día. Hay gente que piensa que hay que retirarlo de vez en cuando para que la calentura “respire”, pero en realidad, lo único que conseguiríamos es alargar el proceso de cicatrización, por lo que recomendamos llevar el apósito durante todo el día.
  • El apósito labial debe usarse hasta el final del brote de herpes. Cámbialos cuando se desprendan por uno nuevo hasta que desaparezca la calentura.