La bajada del sistema inmunológico, los episodios de estrés, los cambios hormonales y la exposición a temperaturas extremas son las causas más comunes de la aparición del herpes labial.

La infección oral primaria por el virus del herpes simple tipo I normalmente sucede durante la infancia o la adolescencia mediante contacto no sexual, y es típicamente asintomática. Es altamente contagiosa y se transmite fundamentalmente por la saliva (por ejemplo al besarnos o compartir una bebida).

El virus puede permanecer en la boca y por tanto transmitirse incluso cuando no está activo o hay presencia de calenturas.

Los brotes de herpes labial se producen generalmente debido al estrés físico o psicológico.  Los desencadenantes más habituales incluyen: gripe o resfriado, temperaturas frías, exposición al sol, menstruación, hormonas, fiebre, estrés, sistema inmune debilitado.

 

 La bajada del sistema inmunológico, los episodios de estrés, los cambios hormonales y la exposición a temperaturas extremas son las causas más comunes de la aparición del herpes labial.

Desencadenantes más habituales del herpes labial

  • Exposición solar. Una sobreexposición solar puede causar la aparición del herpes, pero además, si ya tenemos un brote puede hacer que se extienda y perdure la cicatriz.
  • Frío. Al igual que con la exposición prolongada al sol, las bajas temperaturas también pueden ser causa de la aparición del herpes labial, por ese motivo es necesario proteger los labios cuando van a estar expuestos al frío durante largos periodos de tiempo.
  • Menstruación. El virus del herpes que puede sobrevivir en el cuerpo humano sin necesidad de manifestarse, en mujeres con deficiencia inmunológica puede activarse en los momentos de la menstruación cuando las defensas son más débiles.
  • Cambios hormonales. Un cambio hormonal puede ser la causa de la aparición del herpes labial, así se da el caso de mujeres embarazadas que tienen brotes de herpes en los meses de embarazo.
  • Fiebre. La fiebre es una de las causas más comunes del herpes labial, algunas personas lo denominan “fiebre labial” y está ocasionado por la falta de defensas que tiene el cuerpo en ese momento.
  • Resfriado o gripe. Los procesos gripales o resfriados conllevan una disminución de las defensas lo que puede provocar la aparición de herpes labiales.
  • Fatiga. La fatiga está asociada también a una disminución de las defensas lo que puede hacer que el cansancio se convierta en una causa de la aparición del herpes labial.
  • Heridas. El herpes labial causa heridas en la boca que en ocasiones perduran varias semanas. Hay que tratar de forma adecuada las heridas para evitar que el herpes se extienda y queden marcas.
  • Inmunosupresión. La inhibición de los componentes del sistema inmunitario puede causar la aparición del herpes labial.